Hey listen!

Mejora tu concentración y memoria con métodos naturales

con No hay comentarios

En épocas de exámenes se acumulan los apuntes y crecen los agobios, llega el momento de la verdad y hay que poner todo para acabar el curso de forma satisfactoria. Pero a veces nuestra mente se evade, nos notamos fatigados y nos cuesta centrarnos en el estudio. Hay diversos factores que influyen en nuestro estado de concentración, por eso hoy vamos a darte unos trucos para mejorar la concentración y aumentar tu rendimiento para alcanzar tus metas.

EL DESCANSO:

 

Un buen descanso es FUNDAMENTAL para el rendimiento mental y físico, el cerebro necesita el sueño reparador para restablecer los equilibrios químicos y así poder rendir al 100%. Durante las fases R.E.M, se liberan una serie de sustancias que reparan las partes dañadas y “limpian” las conexiones neuronales de toda la actividad durante la vigilia. 

Establecer unos horarios de sueño correctos es nuestra principal arma para producir más. Debemos tratar de conseguir no sólo dormir, si no descansar. Para ello debemos tener una habitación limpia, ordenada y agradable, dedicada solamente a descansar, sin televisión ni ordenadores. También debemos tener una hora fija para acostarnos todos los días y respetarla, así como una hora para levantarse, que ha de ser respetada también.

Respeta los ciclos del sol, duerme cuando sea noche y despierta al amanecer.

Si tenemos problemas para dormir y descansar, podemos probar remedios naturales como una mezcla de plantas (Valeriana, pasiflora, azahar, melisa, tila, amapola de california) bien en infusión o bien en extracto concentrado si necesitamos que sea más potente. En casos donde nos cueste mucho podemos probar también la melatonina, que, tomada media hora antes de acostarse, nos ayudará a tener un sueño reparador y amanecer despejados.

 

LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO:

Tan importante como el propio estudio, es el programar unos horarios para descansar, estudiar y hacer otras tareas. La concentración de una persona describe una curva ascendente hasta que alcanza un punto máximo, a partir del cual decae progresivamente. Por esto es tan importante establecer un descanso cada 40-50 minutos.

“Es importante establecer descansos durante el estudio para que no decaiga el nivel de concentración”

 

LA ORGANIZACIÓN DEL ESPACIO:

Un espacio de trabajo ordenado puede ayudarte a ver las cosas con más claridad. Si estudias varias materias, ten sólo una de ellas sobre el escritorio y reserva el resto en otro lugar, así no tendrás distracciones innecesarias. Es importante que la mesa esté limpia y tengas a mano todo el material que vas a utilizar.

Puedes poner cerca un difusor de esencias con algún aceite esencial estimulante, como la cáscara de naranja o limón, la bergamota, la citronella…

 

LA ALIMENTACIÓN:

La alimentación puede influir mucho en tus niveles de concentración. NO REALICES comidas pesadas antes de estudiar, si no tu digestión te robará mucha energía en el proceso y no la utilizará para el estudio. Toma algo de proteína como huevo o carne y bastante verdura. Además recomendamos los pescados ricos en Omega-3, pues estos ácidos grasos son un excelente alimento para el cerebro y el transporte de neurotransmisores. Incluye frutos secos como las nueces, avellanas y almendras y prioriza cereales integrales, aunque con moderación. Huye de bebídas azucaradas y sobre todo de energéticas. Un buen café cargado será mejor para despertar a tu cerebro.

Mantente bien hidratad@ y ten siempre agua fresca a mano mientras estudias.

 

HAZ DEPORTE:

Durante la práctica de deporte la mente se despeja, puesto que las hormonas que se liberan son relajantes y provocan un estado de ánimo de relajación atenta,  lo que quiere decir que tu cerebro está alerta, pero sin estrés. Puedes hacer algo de ejercicio entre sesiones de estudio, como método de relajación. Combina deportes de fuerza con otros de equilibrio y estiramiento, como el yoga.

 

UN PLUS DE AYUDA A LA CONCENTRACIÓN:

Existen diferentes complementos que nos pueden ayudar a aumentar nuestra concentración y productividad. Hemos mencionado algunos, como las plantas relajantes para descansar, los aceites esenciales para estimularte y el omega 3, pero hay más:

  • Glutamina: Este aminoácido aumenta los niveles de ácido glutámico, uno de los principales combustibles del cerebro.
  • Vitaminas del grupo B: son vitaminas indispensables para el buen estado del sistema nervioso. Lo contienen los huevos, carnes, vísceras, legumbres, la LEVADURA NUTRICIONAL, la ESPIRULINA.
  • Ginkgo Biloba: estimula la microcirculación del cerebro, la actividad de los neurotransmisores y mejora la utilización de la glucosa en las células cerebrales.
  • Fosfatidilserina: conocido y potente compuesto del cerebro, mejora la pérdida de memoria, mantiene la fluidez de las membranas celulares cerebrales y aumenta la actividad de los neurotransmisores.
  • Jalea Real: Rica en vitaminas, minerales y oligoelementos. Es un energético fantástico para los estudiantes y deportistas.
  • Cacao Puro: Rico en Magnesio, que ayudará a mantener tu sistema nervioso correctamente y activa la relajación muscular

.

Dejar un comentario