Fortalecer el cabello en Otoño

con No hay comentarios

La naturaleza no para su ritmo y, tras el verano, entramos de lleno en el otoño. Estación de tonos ocres y hojas caídas, de cambio, de recogimiento. Vuelven los abrigos, los días más cortos, la ansiada lluvia… y la caída del cabello!

Y también se vuelve a llenar el desagüe del baño de esos dichosos pelos que nos caen como moscas, igual que las hojas abandonan las ramas de los árboles.

¿Cómo evitarlo?

Este aumento de la caída del cabello es totalmente normal, lo malo es que no haya reposición o que la caída supere a esta.

El pelo está formado principalmente de fibras de queratina en la zona externa, y una raíz, insertada en el cuero cabelludo.

Uno de los mayores peligros que acechan nuestro cabello son todas las agresiones que sufre habitualmente: tintes demasiado agresivos, alisados a temperaturas infernales, exceso de lavado, fijadores… etc. Debemos tener en cuenta que el pelo NO AGUANTA TODO, aunque a ciertas edades nos lo parezca.

Tratamiento natural del cabello.

Usa tintes naturales, o tintes a la henna. No abuses de ellos. Tampoco abuses de su lavado. Dependiendo del tipo de pelo y la actividad que se haga, debe lavarse como mucho cada 3 días.

Al lavar demasiado el pelo, sobre todo con champús y acondicionadores muy agresivos, eliminamos la capa de protección natural de nuestro cuero cabelludo y provocaremos un circulo vicioso de deshidratación y sensibilidad.

Tu pelo es el reflejo de tu plato.

Evidentemente, la alimentación es un factor clave en el cuidado del cabello. Una alimentación sana, basada en alimentos reales y mínimamente procesada es fundamental para lucir una melena que ni el “Puigdemont”.

Complementar es prevenir.

Siempre es mejor ir un paso por delante, por eso te recomendamos que hacia finales de verano (o antes de que te empiece la época de mayor caída) te suplementes con alguno de los muchos preparados que hay en el mercado para fortalecer el cabello. Hay muchos y muy completos. Mejor que lleve queratina y vitaminas de grupo B (sobre todo Biotina) y minerales, como el zinc y el azufre.

Dejar un comentario