¿Qué es la aromaterapia?

con No hay comentarios

La aromaterapia científica y sus aplicaciones

    images (4) 

Los aceites esenciales son sustancias orgánicas completas que se extraen de plantas aromáticas medicinales mediante una destilación al vapor de agua. Son, como su nombre indica, la esencia de la planta, y en ellos se concentran sus propiedades.

Es necesario tener garantía de que los aceites esenciales que utilizamos sean 100% puros, es decir, que provengan de la destilación al vapor de agua y que no se hayan utilizado productos químicos durante el proceso, además de haber tenido una destilación completa para que contengan todos los principios activos. Para obtener una máxima efectividad y evitar efectos no deseados, deberán cumplir la nomenclatura de Aceites Esenciales Botánicamente y Bioquímicamente definidos (A.E.B.B.D.).

La parte de la fitoterapia que utiliza los aceites esenciales es la aromaterapia, técnica antiquísima usada hoy en día tanto por médicos (sobre todo en Francia), como por psicoterapeutas, esteticistas, masajistas y cosmetólogos. Su efecto es de dos tipos:

-fisiológico: directo sobre el organismo. por la rápida penetración a través del folículo pilosebáceo.

-psicológico: a través del olfato actúa sobre las emociones y la mente y se traduce en efecto fisiológico.

Su forma de actuar sobre el organismo es diferente según la parte del cuerpo que estemos tratando; por ejemplo, sobre el aparato digestivo tendrán una acción antiespasmódica, mientras que sobre el aparato urinario actuarán como diuréticos, sobre el aparato respiratorio serán expectorantes o antisépticos, sobre la piel podrán regenerarla, calmar una dermatitis, tratar un acné, etc.

Y según la acción que queremos conseguir, será más adecuado usarlos en masaje, inhalaciones o en baños aromáticos.

descarga (5)

DE USO FRECUENTE

Árbol del Té (Melaleuca alternifolia)

Apreciado por sus propiedades antisépticas, antifúngicas y antiinflamatorio. Usos habituales: acné, piel grasa, dermatitis, pie de atleta, pesadez de piernas, reumatismo, dolor muscular, picaduras.

 

Bergamota (Citrus bergamia)

Antiséptico, sedante y antiespasmódico, aumenta la fotosensibilidad de la piel, por lo que hay que evitar la exposición solar cuando se usa. Indicaciones: psoriasis, ansiedad, insomnio, tensión muscular, irritaciones de la piel. Habitual ingrediente de perfumes tanto en recetas comerciales como caseras; mezcla bien con la mayoría de aceites esenciales, particularmente lavanda y sándalo.

 

Ciprés (Cupressus sempervirens)

Tiene cualidades mentales y emocionales. Indicaciones: abatimiento físico y mental, tos, dolores reumáticos, piernas pesadas, celulitis, desodorante.

 

Eucalipto radiata (Eucalyptus radiata)

Actúa como antiséptico, mucolítico y expectorante. Indicaciones: resfriados, tos, congestión nasal.

 

 

Geranio (Pelargonium graveolens)

Se considera equilibrante porque calma a unos y vigoriza a otros, según sus necesidades. A nivel tópico actúa como regulador hidrosebáceo. Indicaciones: eczemas, piel grasa, piel seca, manchas cutáneas, caspa, celulitis, reafirmante del busto.

 

Lavanda (Lavandula officinalis)

Tiene propiedades relajantes, cicatrizantes, antisépticas y analgésicas. Indicaciones: pequeñas heridas, migrañas, estrés, angustia, dermatitis, piel deshidratada, piel grasa, acné. Muy indicada para después de tomar el sol.

 images (5)

Limón (Citrus limonum)

Reconocido por sus propiedades desinfectantes y tonificantes. Indicaciones: astenia primaveral, inapetencia, mareos en los viajes, uñas débiles, celulitis, piel grasa, piernas cansadas. Fotosensiblizante, no tomar el sol cuando se esté usando.

 

Mandarina (Citrus reticulata)

Como la mayoría de los cítricos, transmite alegría, por lo que está indicado para combatir la ansiedad y el estrés. Otras indicaciones: acné, seborrea, cuperosis, retención de líquidos, aporta luminosidad a las pieles opacas.

Manzanilla romana (Anthemis nobilis)images (6)

Considerada sagrada por los egipcios, tiene propiedades calmantes antiinflamatorias y digestivas. Indicaciones: estrés, irritabilidad, dolor en general, pieles envejecidas, atópicas y deshidratadas, psoriasis, acné rosácea.

 

Menta (Mentha piperita)

Digestiva, estimulante y analgésica, ayuda en caso de agotamiento mental, mal humor y falta de vitalidad. Indicaciones: dolor en general, indigestión, drenaje linfático, eritema, piernas pesadas, irritación de la piel.

 

Naranjo dulce-cáscara (Citrus sinensis)

Conocido por su capacidad vitalizante. Indicaciones: piel con arrugas, átona, sin brillo, piel de personas fumadoras, seborrea, retención de líquidos, cansancio, astenia primaveral, pesimismo, desengaño, tristeza.

 

Naranjo amargo-hojas PGB (Citrus aurantium var. amara)

Gran relajante y antiespasmódico, actúa mejorando la microcirculación cutánea. Indicaciones: acné e impurezas, falta de oxigenación en la piel, flacidez, celulitis, trastornos digestivos y circulatorios, insomnio, decaimiento.

Neroli (Citrus aurantium var. amara)

Se extrae de la flor del naranjo amargo y es antidepresivo, calmante y regenerador. Indicaciones: piel envejecida y, en general, para todo tipo de piel, cuperosis, acné, estrías, mala circulación, tensión nerviosa, depresión post-parto, ansiedad, menopausia.

 

Ravensara (Ravensara aromatica)images (9)

Antiinfecciosa, decontracturante y tonificante. Indicaciones: dolor de espalda, contracturas, resfriados, fatiga nerviosa, insomnio; muy usada para orientar a personas dubitativas que buscan orientación en su vida.

 

Romero (Rosmarinus officinalis)

Usada en todo el mundo por sus propiedades medicinales y cosméticas. Indicaciones: sobrepeso, celulitis, mala circulación, cabellos débiles, artrosis, reuma, dolor en general, mucosidad, resfriados, tos, agotamiento nervioso y fatiga mental. Está contraindicado en hipertensos.

 

Rosa de Bulgaria (Rosa damascena)

Flor reina de los aromas, su esencia tiene propiedades cosméticas muy apreciadas. Indicaciones: piel madura, arrugas, cuperosis, afecciones de la piel en general, menopausia, insomnio, tensión nerviosa.

 

Sándalo (Santalum album)

Madera relevante en la vida cultural y espiritual de Asia. Indicaciones: arrugas, acné, piel agrietada y sensible, estrías, falta de brillo del cabello, estados obsesivos, inquietud. Para el hombre: piel irritada tras el afeitado, masaje relajante.

 

LOS PORTADORESimages (10)

Son aceites vegetales de primera presión en frío y como garantía de calidad no tienen que haber seguido ningún tratamiento ulterior de refinado. En ellos hay que diluir los aceites esenciales, que son liposolubles, para que puedan ser aplicados sobre la piel. Los más utilizados son los de:

Almendras dulces (Prunus amygdalus – dulcis)

Contiene vitaminas del grupo B, que ayudan a retener el agua en la piel, previenen la sequedad y deshidratación y activan la respiración celular; aporta también vitaminas D y E, y ácido oleico. Por su gran capacidad de penetración, es ideal para el masaje. Indicaciones: desmaquillar y eliminar impurezas de la piel, tratamientos nutritivos, estrías, cabellos secos, piel de niños y ancianos.

Avellanas (Corylus avellana)

Gracias a la elevada presencia de ácido oleico, este aceite puede frenar la preoxidación lipídica; penetra profundamente en la piel y es astringente, por lo que se puede utilizar en pieles grasas y con acné. También aporta vitamina E, así que es indicado para pieles envejecidas y con flacidez. Otros usos: drenaje facial durante los resfriados, estrías en senos, flacidez muscular en general.

Germen de trigo (Triticum vulgare)

Este aceite es un suplemento nutricional muy completo; es la fuente natural más importante de vitamina E (antioxidante) y contiene también vitaminas del complejo B y minerales. Indicaciones: pieles envejecidas, maduras, secas y deshidratadas, contorno de ojos, eczemas, cicatrices y señales de acné, psoriasis, tratamientos anti-edad.

Rosa mosqueta (Rosa rubiginosa)

Posee propiedades insuperables como antioxidante y un elevado contenido de betacarotenos (provitamina A), por lo que resulta excelente para recuperar la piel atrofiada -por causas externas o internas-, como regenerador celular, antiarrugas y para estimular la síntesis de colágeno. Además, su alto contenido en ácidos grasos insaturados le confiere fluidez, flexibilidad y permeabilidad, haciéndolo ideal para el cuidado de la piel. Indicaciones: arrugas, flacidez, manchas, acné, prevención del envejecimiento prematuro de la piel, estrías, cicatrices, psoriasis.

 

EXTRACTOS LIPÍDICOS O MACERADOS

Son el resultado de la maceración en frío de plantas y flores en contacto con aceites insaturados de 1ª presión en frío. Los principios activos liposolubles del vegetal pasan al aceite que se filtra después de la maceración.

 

Macerado de caléndula (Calendula officinalis)

Se obtiene por maceración de la flor de la planta en un aceite vegetal. Tiene propiedades calmantes y emolientes, entre otras. Indicaciones: arrugas, deshidratación cutánea, irritaciones y otras manifestaciones de las pieles sensibles, grietas en pies y manos, pequeñas heridas,.

Macerado de hipérico (Hypericum perforatum)

Se macera la flor con aceite de oliva virgen de primera presión en frío. Potente cicatrizante y regenerador celular, reduce inflamaciones, desinfecta y tiene poder analgésico y balsámico. Es fotosensibilizante: no usar antes de exposición al sol. Indicaciones: antienvejecimiento, drenaje facial post-operatorio, pequeñas heridas y quemaduras leves, inflamaciones articulares, contracturas, cicatrizante.

 

descarga (1)

 

FORMAS DE USO

Los aceites esenciales se usan en masaje, mediante un difusor o añadiéndolos al baño. Gracias a su capacidad de penetración cutánea, llegan a la sangre y circulan por el cuerpo actuando allí donde son más útiles.

Masaje: los aceites esenciales en sinergia -mezclados para potenciar sus propiedades- se añaden a un portador para realizar el masaje.

Difusor: preferentemente eléctrico; se añaden unas gotas de un solo aceite esencial o de una sinergia. Nunca usar ajedrea, canela, clavo, orégano, pimienta negra, tomillo, salvia, tuya, hisopo, artemisa, lavanda (spica o stoechas), hinojo, menta.

En baño: se añaden de 6 a 10 gotas de aceite esencial por bañera. Para que se diluya mezcla el aceite esencial con un poco de leche en polvo y agua, formando una emulsión que pondrás bajo el agua caliente del grifo hacia el final del llenado.

 

PRECAUCIONES

– Evita el contacto de aceites esenciales puros con mucosas y zonas sensibles de la piel. Si ocurre, limpia con aceite vegetal, nunca con agua.

– Guárdalos bien cerrados y en un lugar oscuro y fresco.

– No los acerques a una llama directa.

– Mantenlos fuera del alcance de los niños.

– Marca cada frasco con su contenido, formulación o dilución y fecha.

– Para evitar alergias, prueba antes una gota en el interior de la muñeca, diluida previamente en 2 gotas de un aceite vegetal portador.

– No te expongas al sol directo tras utilizar una mezcla que contenga aceite esencial de algún cítrico.

– Durante embarazo y lactancia, no uses ningún aceite esencial ni macerados sin consultar a un especialista.

 

PREPÁRALO TÚ MISMA

 

Piel seca: 

10 ml de aceite vegetal de germen de trigo y 10 ml de aceite vegetal de rosa mosqueta. Añadir 4 gotas de aceite esencial de geranio, 3 gotas de manzanilla romana y 2 gotas de aceite esencial de rosa búlgara.

Aplicar unas gotas de la mezcla 2 veces al día.

 

Piel grasa:

20 ml de aceite vegetal de avellana . Añadir 3 gotas de aceite esencial de lavanda, 3 gotas de árbol del té y 3 gotas de esencia de mandarina.

Aplicar unas gotas de la mezcla 2 veces al día.

 

Para activarte:

30 ml de aceite vegetal de almendras dulces. Añadir 8 gotas de aceite esencial de romero, 8 gotas de esencia de limón y 3 gotas de menta piperita. Aplicar la mezcla por la mañana en muñecas, cara interior de los brazos y piernas, abdomen y planta de los pies.

 

Para relajar:

30 ml de aceite vegetal de almendras dulces. Añadir 8 gotas de lavanda, 8 gotas de esencia de mandarina y 8 gotas de esencia de bergamota –evitar la exposición solar por su acción fotosensiblizante-.

 

Texto: Maribel Saiz Cayuela.

Licenciada en Ciencias Biológicas

 

Dejar un comentario